HISTORIA DE UNA HETEROLESS

Saturday, July 15, 2006

SERÁ CIERTO QUE DONDE FUEGO HUBO...

... Se pueden encontrar brasas??
Este fin de semana, que partió con el carrete del Jueves con mis amiguis, me dejo con una extraña sensación, pero muy extraña, y más que por el poco dormir o el mucho trago, pasó algo que jamás pensé que podría volver a vivir, ayer Viernes, luego de la comida del colegio, nos fuimos a la casa de una colega a seguir con el carrete por las vacaciones que comienzan, no pude quedarme hasta muy tarde por que tenía además el cumpleaños de una amiga, que hasta hace poco era la mejor amiga de mi ex, y que por lo mismo se convirtió en una muy buena amiga mía (la que sabía lo de nuestra relación, sin que yo lo supiera). Sabia que me la encontraría ahí, y por lo mismo no tenía muchas ganas de ir, pensé que podía llevar a su novia además, y la verdad es que no tengo ninguna intención de conocerla, afortunadamente no fué con ella, mis amigos más cercanos que iban a ir llegaron tarde, así que me senté con mi ex y converse con harta gente, que aunque no son mis amigos cercanos, si nos llevamos muy bien, ella a largos ratos se perdía, así que no hablamos mucho, en un momento nos fuimos a comprar un trago, pero tampoco conversamos de nosotras, habia demasiada gente además, llegaron mis amigos y en general estuvo muy bueno el carrete, tome mucho y fume, pero en ningún minuto me sentí mareada, estaba muy lúcida, entretenida pero lúcida, así que podía observar a los demás, observarla a ella, nada extraño, pues su indiferencia conmigo ya se me hace común, al encender las luces del local, se propuso ir a la casa de alguien y todos caminamos hacia allá, mi mejor amiga no quiso ir con nosotros así que caminé con mi amigo especial, por momentos nos mirabamos de lejos, no recuerdo muy bien como nos juntamos, pero hasta me acompaño a hacer pipi por ahí por que con la casa no pasó nada, nos sentamos en una banca todos a beber cervezas y de apoco el grupo fue disminuyendo, hasta mi amigo se fue, al final quedamos cinco: la amiga cumpleañera, mi ex, dos amigos y yo, amanecía y a pesar de haber dormido apenas una hora en la madrugada del Viernes, no quise irme a mi casa, quizás por que no quería separarme de ella, no sé, pero nos fuimos a la casa de uno de los niños, que tiene una pieza independiente dentro de su casa, donde una cama grande ocupa casi todo el espacio, los chicos dejaron puesto un DVD de lucybell y se fueron a comprar el desayuno y cervezas al super, nosotras nos acostamos, ella quedo a mi lado, se pusieron a dormir, yo no podía, estar tan cerca de ella alteró y agudizo mis sentidos, hacia frio, la tape con mi chaqueta, luego le quite las zapatillas y la meti dentro de la cama, no podía evitar mirarla, sentía tantos deseos de abrazarla, de acariciarla, besarla, pero me tenía que controlar, en un momento abrió los ojos y me sorprendió mirandola con mi cara de idiota, me di vuelta nerviosa, me dijo que le dolia la mandibula, parece que tiene bruxismo, me preguntó si estaba haciendo sonar los dientes, le hise un masajito y le acariciaba la sien, para que se relajara, ella tomó mi mano y me preguntó si yo la quería, le dije que obvio que si, y algo más... "Lo siento, pero no puedo evitar decirtelo" y con un nudo en la garganta y una lagrima apunto de brotar en mis ojos le dije "te amo", ni una palabra salió de su boca, solo me miro, después cerró los ojos, teniamos frio, la cubrí más y la abrace por encima de las tapas, ella tiritaba de frio, yo temblaba pero por la emoción de estar tan cerca de ella, entrelazamos nuestras piernas, y entonces, senti que no me importaba nada, que no podía seguir reprimiendo mis ganas de abrazarla y lo hice, ella me hizo cariños en la cabeza, pero alejé mi cara de ella por que si no, tampoco iba a poder reprimir mis deseos de besarla, y el miedo a su rechazo fue más grande, cuando senti que llegaban los chicos tuve que separarme, pero por debajo le segui haciendo cariños, en sus piernas, en la cintura en la espalda y brazos, ella sólo se dejaba, mientras sus piernas y pies seguían juntos a los mios, nos pusimos a guitarrear y se termino despertando, mientras a mi las cervezas me dieron más sueño, luego los chicos se acostaron con nosotras, y yo la abrace descaradamente, esta vez con las caricias por debajo de su ropa, le pregunte si le molestaba que lo hiciera, ella me dijo que no tenía que preguntarle eso, lo entendí como un pase a su cuerpo y ya mi mano no se detenía, esa piel le era demasiado común, cada curva que mis dedos recorrian las reconocía, esta vez no era un sueño, era real, ahí estaba su piel, su piercing en el mismo lugar que antes acostumbraba morder, la acaricié hasta el límite de lo prohibido, pero me venció el sueño y al despertar, varias horas después, ella ya no estaba a mi lado, se había ido hacia como tres horas, sóla, me levante aún sintiendo su piel en mis manos, pero con un beso en mi boca que no pude dar, y mil pregunas en la cabeza, así me fui, la llamé y estaba en su casa, no hablamos nada con respecto a lo que sucedió, supongo que ella lo olvidará, está claro que no significa lo mismo para ella que para mi, quizás para ella sólo fue cederle su piel a alguien de quien siente lástima, quizás fue sólo un gesto de compasión, como concederle el último deseo antes de la ejecución a un condenado, y es así como también me siento, me siento condenada a amarla sin tenerla, siento que fallé en mi cierre de ciclo, y que me falle a mi misma, por que por unos minutos de placer, ahora vendrá un largo tiempo de dolor, una vez más a sufrir por ella y a fantasear con que me llama, con que me dice que aún siente algo por mi, como si quedara algo más que cenizas del amor que nos tuvimos.

HETE :: 8:23 PM :: 17 regalos:

dejame algo tuyo, no pases sin saludar

---------------oOo---------------